Revamp!

Nunca es tarde para ajustarse al cambio

Apróximadamente hace 5 años inicie como solo entrepreneur que es la manera elegante de decir freelance, mientras seguía siendo estudiante a casi tiempo completo, honestamente no tenía necesidad de dinero en ese entonces, porque mis buenos padres se tomaron la bondad de hacerme ganas mientras cursaba la universidad, pero lo que realmente me motivaba a seguir trabajando, era iniciar mi propia empresa, eso y tener dinero extra para ese entonces.

En el año 2013 logré cerrar el pensum de estudios de Ingeniería en Ciencias y Sistemas (el mal colocado y muy guatemalteco nombre para Ingeniería de Software), lo cual me empujó a decir “Ya es hora de emprender en serio”. Haciendo la historia corta, utilicé por completo el año 2014 para levantar mi propio start up, pero aún teniendo mentores de parte del Centro Municipal de Empredimiento, no pudimos evitar con mi socio tropezar una y otra vez en malas decisiones, discuciones triviles y algunos proyectos de consultoría (bueno, de esos no me arrepiento), es decir, de todo menos hechos.

A final del año 2014 como balde de agua fría, mi núcleo familiar entra en crisis (en esto me ahorraré los detalles) y entre tantas áreas afectadas también se vió involucrada la financiera, por lo cual debí abrazar la realidad de nuestro start up, tragarme el orgullo de entrepreneur y llamar a un compañero quien había comentado muchos meses atrás que necesitaban gente con mi perfil donde el laboraba… Creo que está de más decir que pasó después.

En fin, lo único que puedo decir es que no me arrepiento de las experiencias vividas, ni de las decisiones tomadas, aún de las malas ya que fueron parte del proceso de mi formación, ni tampoco el tener que tragarme mi orgullo, ya que solo a palos se puede encontrar la humildad. Puedo decir que hoy estoy donde Dios me permitió estar y de corazón estoy agradecido por ello.

Mas debo admitir que aún no estoy donde realmente deseaba estar, lo cual tampoco es malo, solamente indica que aún falta mucho por hacer para llegar a ese lugar. Así que es tiempo de ajustarse a los cambios y seguir hacia adelante.